Su cuenta no está aprobada para este país.

Comer y vivir vegano

Desde la invención del bamix® desde hace más de 66 años, quienes estamos detrás de la marca estamos interesados en desarrollar los negocios de manera sostenible y saludable, en producir conscientemente, en utilizar los recursos de manera sostenible y en adaptarnos a las respectivas necesidades de los consumidores. El veganismo no es para nosotros un mero lema de marketing. Antes bien, con él hacemos justicia a un grupo de consumidores cada vez mayor que se preocupa por el medio ambiente y que también piensa en su propia dieta y en el bienestar personal resultante. A continuación encontrarás algunas reflexiones acerca de la dieta vegana y vegetariana y algunas excitantes recetas que salen de maravilla con el bamix®.

¿Pero qué significa
"vegano" exactamente?

Quien se alimenta de forma vegana, desea prescindir de todos los productos de origen animal. Algunos de ellos son personas que desean proteger el clima, otros tienen compasión por los animales, y para otras personas el veganismo es sencillamente una variación culinaria. La salud es también un motivo para decidirse por una alimentación puramente vegetal. Hay innumerables razones para tomar en consideración una dieta vegana o vegetariana y un modo cuidadoso de preparar los alimentos.

Frutas y verdura, cereales, legumbres, frutos de cáscara y setas: esto es mucho, y es suficiente para comidas variadas y de sabor intenso. Sin embargo, "vegano" suena para muchos a renuncia. Pero ello se debe más a una escasez percibida que a una escasez real. Quien está acostumbrado a tener en el plato un trozo de carne acompañado de una guarnición, seguro que echa algo de menos con una comida vegana. Lo importante aquí es romper con los hábitos, probar cosas nuevas, reorganizar el plato y obrar con fantasía y creatividad.

Alternativas
veganas

El cambio a una dieta vegetal puede resultar para algunos un poco difícil, sobre todo al principio.
Para que la transición a una dieta vegana sea más sencilla, existen entre tanto diferentes a alternativas vegetales a productos de origen animal. Puede ser muy fastidioso tener que ocuparse uno mismo de todo, por lo que es común recurrir con frecuencia a sustitutos veganos de la carne, de los embutidos, de la leche y del queso. De este modo el vegano no se ve obligado a renunciar a sabores y platos exquisitos a los que estaba acostumbrado antes de cambiar su alimentación.

Huevos

  • Aglutinar: Almidón, pasta de tomate, semillas de lino, plátano, harina de soja, harina de garbanzos, semillas de chía
  • Humedad: Tofu sedoso, leche de coco
  • Dar color: Cúrcuma

Carne

  • Tofu ahumado
  • Granulado de soja
  • Soja-texturizada
  • Yaca en adobo para barbacoa
  • Hojas de plátano remojadas
  • Legumbres
  • Setas secas remojadas en agua

Queso

  • Alternativas al queso hechas de aceites, almidón de patata, crema de frutos secos, entre otros
  • Alternativa a la mozzarella a base de arroz integral
  • Alternativa al queso fresco a base de tofu

Leche

  • Soja, avena, arroz, espelta, almendras, avellanas, coco

La leche de almendras también es posible hacerla uno mismo: mezclar mantequilla de almendras con agua, canela y dátiles. 

Nata

  • Nata de soja
  • Nata de avena
  • Nata de espelta
  • Nata de arroz
  • Nata de almendras
  • Nata de coco

Yogurt

  • Alternativa al yogur a base de soja, avena y coco
  • Alternativa al yogur a base de altramuces
  • Alternativa al flan en polvo a base de almidón de maíz

Los pilares de la dieta vegana

Los pilares de una dieta vegana rica y equilibrada son las legumbres, los cereales, la verdura, la fruta, los frutos de cáscara y las semillas: Estos los pilares de la cocina vegana. Estos grupos de alimentos nos proporcionan los nutrientes principales y muchas otras sustancias que promueven la salud, es decir, las vitaminas, los minerales, la fibra y el grupo de sustancias vegetales secundarias.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
Image
Fruta

Comer fruta es la forma más fácil de endulzar el día. Se recomienda consumir en torno a unos 250 g al día. Por cierto, las frutas ricas en vitaminas también se pueden combinar bien con alimentos sabrosos y salados, ya sean pepitas de granada con tubérculos asados, rodajas de manzana gratinadas o albaricoques a la parrilla con ensalada de verano.

Image
Legumbres

Los guisantes, los frijoles, las lentejas y los altramuces son las fuentes vegetales más importantes de proteína.
Sobre todo combinando las legumbres se combinan con los cereales es como el cuerpo obtiene proteínas de la más alta calidad. Las semillas de soja y los productos elaborados a partir de la soja contienen valiosas proteínas.

Image
Cereales

Los cereales como el trigo, la espelta, la avena, el centeno, la cebada, el mijo y el arroz son los tipos comunes. Quien tenga que prescindir del trigo, ya sea por una enfermedad o una intolerancia, puede recurrir a otro tipo de cereales. Los denominados pseudocereales, como son la quinoa, el trigo sarraceno y el amaranto, no contienen gluten y son también son muy ricos en proteínas, especialmente la quinoa. Lo mejor es combinar tanto los cereales como otros granos similares con legumbres, patatas o nueces y semillas, ya que de este modo aumenta el valor biológico de la proteína.

Image
Frutos de cáscara

Los granos ricos en grasas y proteínas han estado considerados durante mucho tiempo como alimentos que engordan mucho y, en consecuencia, no estaban muy bien vistos. Hoy sabemos que las avellanas, los anacardos y las nueces tienen efectos beneficiosos sobre la salud del corazón. Contienen grasas de alta calidad y proporcionan eficaces sustancias vegetales secundarias. Las semillas de lino también son además muy ricas en fibra y se cuentan ahora entre los superalimentos locales. Los frutos de cáscara y las semillas son imprescindibles en muchas recetas no solo para el sabor a nuez, sino que también proporcionan la magnífica consistencia que un plato necesita para hacernos felices en todos los sentidos. Los aceites elaborados a partir de frutos de cáscara y de semillas nos aportan grasas saludables, y los hay en muchas variedades. Recomendación: aceite de oliva virgen extra aromático o aceite de colza para cocinar y freír. Los aceites, por ejemplo de avellana, de pepitas de calabaza o de sésamo, son adecuados para platos fríos, para ensaladas y dips, o también pueden verterse sencillamente sobre platos calientes.

Image
Verdura

Lo ideal sería consumir unos 450 g de verduras al día. Pero lo mejor es que los veganos coman más verdura aún. Las verduras son nutritivas y tienen un impacto positivo en la salud. Es importante comer mucha verdura verde, pero también verdura roja y amarilla. No solo por la bella presentación en el plato, no, sino sobre todo porque nos proporciona todas las vitaminas, minerales y sustancias vegetales secundarias.

Comer sano -
puramente vegetal

Por supuesto que es posible alimentarse de forma sana prescindiendo por completo de productos de origen animal. En lo fundamental, los consejos correspondientes son los mismos que para todas las personas, independientemente de las preferencias alimentarias. El más importante: Come de la forma más variada posible, aprovéchate de toda la riqueza y variedad de los alimentos vegetales, desde la verdura y la fruta hasta los frutos de cáscara y los aceites vegetales, pasando por los cereales y las legumbres. Por tal razón no tienes que preocuparte demasiado por el suministro de todos los nutrientes importantes. Para prevenir los síntomas de deficiencia, es fundamental prestar atención a los siguientes factores en detalle:

Proteínas

Las proteínas son materiales de construcción extremadamente importantes en nuestro cuerpo: nada funciona sin ellas. Los ingredientes vegetales también aportan las importantes proteínas, especialmente todo tipo de legumbres, cereales y frutos de cáscara. Deberías incluir muchos de ellos en tu dieta. No es la cantidad lo que importa, sino la calidad y la composición. La soja y el lupino son excelentes en este sentido, además de las semillas de cáñamo.

Grasas saludables

En lo relativo a las grasas saturadas, los veganos tienen una gran ventaja en cosas de salud frente a quienes comen carne, porque los ácidos grasos no saturados, que son los mejores para la salud, se encuentran sobre todo en las plantas. Es importante que haya una relación equilibrada entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Debido a que generalmente consumimos demasiado de estos últimos, conviene usar regularmente aceite de linaza (¡sin calentarlo!) o aceite de colza, que tienen una alta proporción de ácidos grasos omega-3.

Vitamina D

La vitamina D no está presente en cantidades suficientes en los alimentos vegetales. En realidad, el cuerpo puede producir vitamina D por sí mismo. Sin embargo, necesita de la luz solar para poder hacerlo. Muchas personas tienen deficiencia de vitamina D, independientemente de su dieta. Pero el cuerpo necesita urgentemente esta sustancia, por ejemplo, para mantener el equilibrio del metabolismo del calcio y para controlar otros muchos procesos corporales importantes.

Vitamina B12

Por cierto, hay un nutriente que resulta crítico para un estilo de vida vegano: Efectivamente, los seres humanos solo obtenemos la vitamina B12 de los alimentos de origen animal. Es una pena, porque necesitamos urgentemente esa sustancia para procesos importantes en el cuerpo, como son la división celular, la formación de la sangre y el funcionamiento de nuestro sistema nervioso.
Recurra aquí en cualquier caso a los correspondientes productos vitamínicos.

Calcio

Todos hemos oído alguna vez que necesitamos calcio como material de construcción para los dientes y para los huesos, seguido de la recomendación de que hay que consumir por ello productos lácteos con regularidad. Lo que menos gente sabe: las verduras de la familia de la col, desde las berzas hasta la col rizada, pasando por el brócoli, así como los frijoles, la rúcula, las hierbas y las nueces proporcionan el codiciado calcio, y ello además en una forma de la que cuerpo puede servirse bien. Para que podamos absorberlo bien, debemos tener un buen suministro de vitamina D, así que ¡a ponerse al sol!

Hierro

Necesitamos hierro, entre otras cosas, para la hemoglobina en la sangre, que transporta oxígeno a las células. Quien vive de forma vegana, debe asegurarse de incluir siempre alimentos ricos en hierro en el menú. ¡Qué suerte que haya una gran cantidad de buenas fuentes vegetales de hierro! Sin embargo, es cierto que el cuerpo absorbe algo menos el hierro de origen vegetal que el de la carne y el pescado. Cacao, semillas como pipas de calabaza, semillas de lino y semillas de sésamo, granos como quinoa, amaranto y mijo, además de lentejas y garbanzos.

Comer vegano -
comer sano.

Hay platos "fáciles y rápidos" que demuestran que es posible implementar la cocina vegana a diario y comprando normalmente. Por ejemplo, preparar lentejas apenas requiere más tiempo que la pasta. Los frijoles y los garbanzos pueden prepararse de forma rápida y cuidadosa en una olla a presión (olla exprés). Y, al fin y al cabo, para los espontáneos y estresados hay todo tipo de lentejas y frijoles en bote o en lata.

Inspiración para recetas

Ahora vegano con bamix®

a la tienda

Garantía de por vida para el motor

¡Amamos lo sostenible! Por ello desarrollamos y producimos ya desde hace años batidoras de mano de la máxima calidad en el cantón suizo de Thurgau. Sobre la base de nuestros altos estándares de calidad, ofrecemos una garantía de por vida para el motor bamix®.

¿Ya lo sabías?

Todos los trucos
¿Qué tipo de alimentos es posible procesar en el SliceSy?
¿Qué tipo de alimento puede procesarse además con el procesador/triturador bamix®?
¿Cómo batir la clara de huevo perfecta con el bamix®?
Todos los trucos