Su cuenta no está aprobada para este país.
Sopa de alcachofas de Jerusalén

Sopa de alcachofas de Jerusalén

50 min
Para 4 porciones
  • 1 cda.de aceite de coco
  • 2 unidadeschalotes
  • 2 unidadesdientes de ajo
  • 1,5 cdas.hojas de tomillo
  • 450 gde alcachofas de Jerusalén
  • 400 mlcaldo de verduras
  • 400 mlde leche de coco
  • 200 mlde Prosecco
  • 1 cdta.miel
  • 3 cdas.de harina de garbanzos (al gusto)
  • 1 cdta.zumo de limón
  • 2 cdas.de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cdta.sal
  • 1 cdta.pimienta
  • 100 gchocolates blancos
  • 1 unidadde alcachofas de Jerusalén
  • 1 cdta.sal
  • 2 cdas.de semillas de cáncamo (al gusto)
  • 2 cdas.de levadura nutricional
  • 100 gpiñones
  • 1 chorritozumo de limón
  • 0,5 cdtas.sal

lista de compras

Esta receta está en la lista de compras para 2 .

Instrucciones

multicuchilla
procesador
disco pulverizador
Moler muy fina 1 cdta. de pimienta con el procesador bamix® y el disco pulverizador. Pelar las alcachofas de Jerusalén y cortarlas en daditos. Picar finas los chalotes y los dientes de ajo con el procesador bamix®. Derretir el aceite de coco. Añadir los chalotes, el ajo y la mayor parte de las hojas de tomillo y freír entre 1 y 2 minutos. Añadir los daditos de alcachofa de Jerusalén y hacerlos junto con todo durante 1 minuto.
Echar en la olla el caldo, la leche de coco y el Prosecco. Mezclar con todo la miel, 1 cdta. de sal y algo de pimienta. Hacer la sopa a fuego mediano entre 15 y 18 minutos. Procesar la sopa con el bamix® y la multicuchilla hasta obtener un puré cremoso. Espolvorear la harina de garbanzos en la sopa a través de un colador y batir a fondo con el bamix® y la multicuchilla. Añadir mezclando el zumo de limón y el aceite de oliva y condimentar al final con sal y pimienta. Para terminar, añadir el chocolate blanco y dejar que se derrita como nota especial.
Servir en platos y esparcir por encima el rawmesan y las hojas de tomillo. Servir por separado los chips de alcachofa de Jerusalén para que no se reblandezcan.
Cortar en rodajas finísimas las alcachofas de Jerusalén. Precalentar el horno a 150 °C y cubrir la bandeja del horno con papel de hornear. Distribuir por encima las rodajitas de alcachofa de Jerusalén y esparcir sal sobre ellas. Hornear unos 15 minutos hasta que están doradas.
Echar los ingredientes al procesador bamix® y picar todo muy fino. Reservar tapado hasta el momento de servir.

Nuestros bestsellers

a la tienda